INFOAGRO

/ Plagas y enfermedades / Fusarium oxysporum / Notas sobre taxonomía y nomenclatura

Notas sobre taxonomía y nomenclatura

Fusarium oxysporum es un complejo de especies de hongos filamentosos anamórficos
morfológicamente indiferenciables (O’Donnell y Cigelnick, 1998), en el que figuran saprófitos,
antagonistas y patógenos a plantas, animales y humanos, que, en el caso de los patógenos de
plantas, en su mayoría causan marchiteces, ahogamiento de plántulas conocida también como
“damping off” y necrosis de órganos y raíces. Es el taxón más importante en Fusarium desde el
punto de vista agrícola y económico (Ploetz, 2006).


La especialización de la patogenicidad a géneros y familias dio lugar a la clasificación en formae
specialis de Snyder y Hansen (1940). Se han identificado más de 100 formae speciales con
patogenicidad única o a un número de hospedantes estrechamente relacionados.
Fusarium oxysporum f. sp. cubense no puede ser distinguido morfológicamente de otras formae
speciales de Fusarium oxysporum, endófitos no patógenos y saprófitos y antagonistas (Snyder
y Hansen, 1940; Messiaen y Cassini, 1968; Booth, 1972; Leslie y Summerell, 2006). La forma
specialis designada como cubense es aplicada solamente sobre la evidencia de pruebas de
patogenicidad.

La historia de la taxonomía de Fusarium oxysporum f. sp. cubense ha sido resumida por Stover
(1962), Ploetz y Pegg, (2000), Pérez-Vicente, (2004) y Ploetz (2005).

Bancroft (1876), aisló por primera vez un organismo de naturaleza fungosa en plantas enfermas
de marchitez. Higgins (1904), hizo notar una asociación fungosa en las plantas de bananos
que padecían de una marchitez letal. Smith en 1908 (Smith, 1910) realizó el primer aislamiento
del hongo a partir de muestras de plantas enfermas de Cuba y designó a la especie Fusarium
cubense. Ashby (1913), realizó la primera descripción detallada en cultivo del agente causal y
Brandes (1919), confirmó los postulados de Koch y la patogenicidad no solo en Gros Michel
(AAA) y Manzano (AAB) sino también en el clon Bluggoe (ABB). En 1935, H. W. Wollenweber y O.
A. Reinking (Wollenweber y Reinking, 1935), reconocieron que Fusarium cubense era una variante
del casi omnipresente Fusarium oxysporum. Snyder y Hansen (1940), al crear el sistema de formae
specialis, renombraron al patógeno como Fusarium oxysporum f. sp. cubense a todas las especies del
complejo Fusarium oxysporum capaces de provocar síntomas de marchitez en musáceas.

Estudios filogenéticos han demostrado que F. oxysporum f. sp. cubense es un hongo asexual
polifilético, compuesto por varios linajes producto de una evolución convergente (Bentley et al.,
1998; O’Donnell et al.,1998; Ploetz, 2006; Fourie et al., 2011).

Fuente: Plan de contingencia ante un brote FOCR4T OIRSA